11 agosto 2015  |

Comer piquitos es un placer. No es que lo digamos  nosotros, es lo que nos dicen los que los prueban. Es casi imposible comer sólo uno, cuando empiezas no puedes parar.

Ya sea a la hora del almuerzo, para la cena, para picar entre horas… los piquitos siempre son una opción sana y rápida para tomar solos o acompañados. Además, hay tanto artesanos, para los más tradicionales, y con salvado, para quienes prefieran ese suplemento de fibra en la dieta.

Los piquitos son, básicamente, una sana forma de picar entre horas o de acompañar cualquier comida. Como es casi igual que el pan, acompaña perfectamente cualquier tipo de comida, y también sirve para comerlo sólo.

En restaurantes está presente junto al pan, como una alternativa al mismo. Eso mismo ya pasa en muchos hogares, ya que el pan de acompañamiento se sustituye con piquitos. Mientras se trabaja ante un ordenador, mientras se ve la tele, con el almuerzo o cena, para dippear o mojar en queso o salsa, con embutidos… hay tantas formas para comer piquitos como personas que los consumen. ¿Cuál es tu forma de comerlos?

Comparte este producto con tus amigos

No existen comentarios disponibles...¡Se el primero en comentar!

Categorías

Este sitio web utiliza cookies con fines estadísticos y para permitir una navegación más fluida y personalizada. Ver las cookies que utilizamos.
Al continuar visitando la web aceptas el uso de cookies.
ACEPTAR
Aviso de cookies